1948: nace una leyenda, el 2CV

27 diciembre, 2019
Publicado por: Luis Cazzullo

En 1935, Citroën comienza su gran empresa: crear el auto rural perfecto. Para ello, realiza un sondeo nacional con el objetivo de determinar el precio, la velocidad y la capacidad ideal. Lo que la empresa de los chevrones no esperaba, es que ese sondeo derivará en la gran leyenda: Citroën 2CV.

Si bien Citroën ya había revolucionado la industria con el Traction Avant, es el 2CV el que vuelve popular a la marca. El proyecto se vio interrumpido por la guerra, por lo que pasaron 13 años para que viera la luz, en 1948. Rompió todos los récords de la marca. Fue producido durante 42 años y alcanzó la cifra de 3.868.634 unidades.

Entre sus innovaciones podemos destacar:

  • Primer vehículo compacto con tracción delantera en el mundo.
  • Motor de dos cilindros refrigerado por aire.
  • Cuatro ruedas independientes.
  • Primera caja de cambios de cuatro marchas en Citroën.

Luego de su creación, Pierre Boulanger, icónico dirigente de la marca, declaró que la idea inicial era crear un vehículo que impulsara la venta de neumáticos. En 1936, había determinado sus especificaciones: «Cuatro ruedas bajo un paraguas capaz de llevar una canasta con huevos a través de un campo, sin romper uno». Así comienza su concepción.

El 2CV rompió todos los esquemas concebidos en la época. Fue la representación definitiva del vehículo económico e inauguró este segmento. Luego del 2CV, muchas marcas intentaron imitar la estrategia de Citroën con vehículos para ese segmento.

Con el paso del tiempo, el 2CV se convirtió en uno de esos clásicos indiscutibles del mundo del motor. Por un lado nos encontrábamos con un auto con una estética muy particular, que ya en su época supuso todo un desafío para el resto de modelos que se estaban comercializando.

Autor:

Luis Cazzullo

Licenciado en Comunicación Social. Soy Community Manager y Gestor de E-commerce en Fortunato Fortino.

Deja un comentario